Raúl Corchado: “Lo que más estoy echando de menos es la bici”

Raúl Corchado es un trabajador de Correos que también realiza triatlón. Nos cuenta como está llevando el confinamiento, que realiza en su trabajo, y que es lo que más está echando de menos estos días.

¿Cómo estás llevando el confinamiento?

Yo por las mañanas trabajo en Correos, entonces desde que comenzó el estado de alarma y se concretaron los servicios tengo que trabajar por la mañana. Ya desde este lunes tengo ir días alternos con lo que las mañanas estoy yendo a la oficina o haciendo teletrabajo en casa.

Por las tardes tengo dos niños, así que le dedico el tiempo a ellos. Además hago un poco de deporte, cada dos días hago 40 o 50 minutos y luego otra tarde la dedico entera a los niños, estar pendientes de ellos y dedicarles tiempo.

Lo estamos sobrellevando

¿Explícanos cómo entrenas para no perder la forma?

Tuve un rodillo, eso me hubiera salvado la vida, pero ahora mismo no lo tengo porque se lo vendí a un compañero del equipo y como tengo la suerte de tener una casa con un patio delantero y otro trasero pues tengo posibilidades de hacer series alternas.

Un día voy haciendo abdominales y estaciones de movilidad articular de 45 segundos y luego descanso. Eso los días que hago un poco de aeróbico.

Luego al día siguiente hago abdominales y movilidad articular con poco de fuerza. Hago autocargas, flexiones, sentadillas con peso y con mancuernas que tengo caseras (garrafas de agua de cinco litros) hago hombros, tríceps, etc.

El día que no estoy muy desanimado, porque me está costando bastante la verdad. Soy una persona que se automotiva mucho y soy positivo pero el confinamiento no lo estoy llevando bien.

Entonces al estar en casa me esta costando, pero hago el esfuerzo para mantenerme bien y el cuerpo genere endorfinas y por mantenerme sano.

¿Has salido de casa por trabajo?

Desde el día del confinamiento no había salido a la calle. Estoy haciendo teletrabajo por las mañanas porque soy el responsable del área de distribución de los carteros en la provincia de Cáceres. Tengo la posibilidad de disponer de dispositivos móviles como la Tablet, móviles y portátil.

Estoy haciendo teletrabajo porque empecé con un poco de tos y por precaución no he ido al despacho pero ya me encuentro mejor y por eso a partir de este lunes he comenzado a ir días alternos.

Antes solo había salido a la farmacia, a sacar dinero y poco más.

¿Qué competiciones te has perdido hasta el momento?

Este año los principales planteamientos míos iban a final de año, porque tengo una niña de 19 meses y desde enero era muy pequeña y no quería marcarme objetivos este año.

Los planteamientos mios iban enfocados a pruebas cortas, que son las que menos preparación requieren pero todavía no me había marcado una periodicidad en el calendario, como otros años me marco.

¿Te ha venido bien el parón en lo deportivo?

La verdad es que sí. Ahora mismo con la niña tan pequeña no me planteaba nada porque me estaba generando más ansiedad que beneficio. De hecho no iba a poder presentarme en las condiciones que yo quería y de momento pues estoy cogiendo forma para a final de año si puedo presentarme a alguna prueba lo haré con un poco más de preparación.

¿Qué es lo que más estás echando de menos estos días?

Ahora mismo lo que más se echa de menos es, por un lado la piscina que no la puedes hacer en casa de ninguna de las maneras y entonces el agua se echa de menos pese a ser la disciplina que menos me gusta.

Lo que más estoy echando de menos es la bici, porque yo soy de estar en la calle con la bicicleta. El correr no lo estoy echando tanto de menos pero la bici sí. Salir a la calle, el aire libre, eso te lo da la bici.

¿Cuántas ganas hay de hacer triatlón?

Hombre, muchas. De todas las maneras con el confinamiento cualquier posibilidad de hacer deporte sería bienvenido pero el triatlón mucho. Es ganas de recuperar esa sensación.

Un mensaje al triatlón extremeño

Todo pasará, hay que ser positivo y hay que tener claro que estamos viviendo una situación que estamos viviendo las personas que tenemos una cierta edad. Tenemos que hacerlo por los demás, por aquellas personas que tienen más riesgo.

Como deportistas, que somos personas que nos enfrentamos a situaciones comprometidas o a retos difíciles, creo que no será difícil para nosotros superar esta situación más cuando la satisfacción no va a ser solo personal sino colectiva a la hora de ayudar